Fandom

Wiki Rebeldeway

Luján Linares

10páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir

Luján Linares fue un personaje secundario de Rebelde Way. Apareció durante las dos temporadas y fue interpretado por

Personalidad Editar

Luján se presenta como una chica ruda y fuerte. Es muy mal hablada y parece tener pocos modales. Al igual que Marizza es muy impulsiva, orgullosa y terca, y por eso son muy amigas. Al principio parece muy fría y no habla de ella misma, pero luego comienza a mostrar una naturaleza muy sensible a la que le cuesta abrir su corazón. También es muy celosa, lo que le trae muchos problemas con Marizza y Marcos, pero también es leal y es capaz de hacer cualquier cosa por las personas que quiere. A pesar de ser muy descuidada y poco arreglada y femenina, se mencionó que es una chica bonita.

También se ha dicho muchas veces que es una chica muy inteligente, demostrándolo haciendo investigaciones y enviando cartas en código.

Antes del Elite Way School Editar

Luján es una chica huérfana y pasó su vida en la calle y también en orfanatos. Poco se sabe de sus padres, al principio, creía que su mamá era una mujer muy pobre que no pudo cuidarla, pero más tarde, en la segunda temporada, se entera que su madre en realidad era una mujer acomodada que la tuvo muy joven y decidió abandonarla.

Cuando tenía seis años, mientras vivía en la calle, un hombre se le acercó pidiéndole ayuda para escaparse de la policía, ya que lo habían encerrado por una injusticia. Luján lo ayuda diciéndole a la policía que ese hombre era su papá, sin saber que ese hombre era Ricardo Fara, un delincuente que robaba para ayudar a los más pobres. Luego de separarse, Fara decide cuidar de ella a la distancia y le envía una caja con comida, ropa y juguetes y más tarde envía dinero al orfanato al que la enviaron para que la cuidaran. Años más tarde, Fara enferma y muere en la carcel y le pide a su hijo que cuide de Luján.

A los 15 años, Luján entra en el Elite Way School gracias a una beca.

Primera Temporada Editar

A las primeras personas que conoce al entrar al Elite Way School son a Mía, Felicitas y a Vico, mostrándose como una chica ruda y de malos modales. También conoce a Marizza y rápidamente se vuelven amigas.

Luján entra al colegio creyendo que había ganado una beca deportiva, sin embargo rápidamente descubre que tiene un tutor que le paga la colegiatura. Por su naturaleza orgullosa, al principio decide abandonar el colegio, ya que no acepta caridad, sin embargo, gracias a el consejo de Marizza, cambia de opinión y se queda en el colegio.

Comparte cuarto con Luna y Marizza. Al principio tiene muchos cruces con Luna, a quien considera que consigue lo que quiere teniendo que dar lástima y la llama despectivamente "Santa Luna". Se lleva muy bien con Marizza, ya que rápidamente se volvieron amigas. Una noche en la que salía con Marizza, son fotografiadas con Sonia Rey, lo que enfurece a su tutor y la regaña por medio de Dunoff. También le da una computadora, que debía mantener encendida para hablar con él, sin embargo ella lo desobedece y esconde la computadora en el armario de su cuarto sin intención de usarla.

Marizza y Luna encuentran la computadora y sospechan que Luján está robando. Sus sospechan crecen cuando encuentran a Luján llevándose una caja del bar del colegio. Creyendo que robaba en el bar para vender lo que robaba en la calle, Marizza la sigue. Cuando Luján lo descubre, le explica a Marizza que la caja que se llevaba solamente tenía las sobras de comida que iban a tirar, y que ella se la llevaba a una familia que vivía en la calle. También le explica que la computadora se la había dado su tutor. Molesta, acusa a Luna y a Marizza de ser igual que las demás personas en el colegio, que juzgan a los demás sin conocerlos y decide escapar del colegio e intenta volver a su antiguo orfanato. Marizza va a buscarla para arreglar su error, y descubre que el orfanato al que iba Luján había sido derrumbado y que ella ya no tenía ningún lugar a donde ir e intenta convencerla para que vuelva al colegio.

El mismo día que Luján vuelve y se reconcilia con las chicas, aparece Blas Heredia, el nuevo preceptor quien parece tomar a Luján como punto, y la humilla y maltrata psicológicamente. Al principio los malos tratos parecen ser por no encajar en el colegio, pero luego las cosas comienzan a empeorar y Luján le pide ayuda a su tutor y como no consigue lo que quería, comienza a investigar a Blas por su cuenta. Una noche, Blas se encuentra a Luján en el bar y la acusa de ladrona, provocando que Luján lo golpee. Blas consigue que a Luján la suspendieran. Las cosas vuelven rápidamente a la normalidad pero los malos tratos de parte de Luján, no terminaron. Mientras investigaba a Blas, encuentra por primera vez el nombre de Ricardo Fara.

Luján comienza a sentir algo por su compañero Marcos, pero él parece estar enamorado de Marizza, así que Luján simplemente se vuelve su amiga. Cuando Marizza se va a Italia, Luján comienza a mandarle a Marcos una serie de mails en nombre de Marizza para ayudarlo y subirle el ánimo, pero se mete en un problema cuando hace que Marcos piense que está de novio con Marizza. Cuando esta vuelve, Marcos la sorprende con un cambio de look y Luján la convence para ponerse de novia con él. Marizza accede, pensando que Luján ya no sentía nada por él.

Cuando Marcos se entera que en realidad era Luján la que escribía los mails, da por terminado su noviazgo no Marizza y su amistad con Luján, e incluso la delata con La Logia, logrando que estos quieran hacer que la expulsen del colegio robando la billetera de Renata y escondiéndola en su mochila. Cuando Luján queda inocente, finalmente conoce a su tutor. Este primero resulta ser amable, pero luego comienza a comportarse de manera sospechosa y le ordena hacerse amiga de Blas.

Marcos resulta gravemente herido cuando La Logia descubre que estaba infiltrado, y Luján se entera de que no la habían expulsado gracias a Marcos (Él robó las billeteras de todos los profesores y las dejó en el escritorio de Dunoff.). Sintiéndose culpable, termina haciendo un trato con Blas para poder ir al hospital. A cambio del permiso para salir, ella dejaría de investigar el pasado de Blas. Él accede y ella puede acompañar a Marcos diciéndole a su padre que es su novia. En el hospital, ella ve a Marcos dormido y lo besa luego de declararle sus sentimientos. También busca a su madre para convencerla de visitar a su hijo, debido a que la relación de Marcos con su mamá era muy mala. Cuando Marcos despierta, recuerda la declaración y el beso de Luján, pero ella se escapa pensando que él seguía enganchado con Marizza. Comienza a evitar a Marcos haciéndole creer que salía con Diego.

Marcos se reincorpora al colegio y Luján ayuda a Manuel a investigar a Blas, traicionándolo. Blas lo descubre y amenaza a Luján. Durante una de las investigaciones, encuentra a su tutor en la casa de una criminal que conocía a Blas. Manuel y Luján deciden enfrentarlo, pero las cosas salen mal y Luján se entera que su tutor, en realidad, era un actor que había contratado Blas, ya que el verdadero tutor jamás había aparecido.

Luján quiere descubrir quién es su verdadero tutor y recibe la ayuda de Marcos, quien se estaba enfrentando al abandono de su madre. Ellos terminan haciendo un pacto, en donde prometían no dejarse solos cuando ella tenga que conocer a su madre y él enfrente a su madre. Luego se besan y comienzan una relación.

Enojada con su tutor y contando ahora con el apoyo de Marcos, decide ignorarlo por completo, dejando de responder sus mails y sus llamados. Su tutor deja de pagar la colegiatura de Luján y no la inscribe para el próximo año, lo que comienza a asustar a Luján y decide escapar luego de discutir con Marcos. La noche que planeaba escaparse, se encuentra con unos ladrones que la secuestran y la encierran en la mapoteca del colegio, lo que le impide irse. Cuando la encuentran, se reconcilia con Marcos y se entera que Marizza le había pedido a Sonia que la inscriba a Luján, sin embargo, su tutor apareció inscribiendo a Luján antes.

Al final de la temporada, termina yendo de viaje a Machu Pichu con Marizza y Marcos.

Segunda Temporada Editar

En la segunda temporada, Luján y Marizza tienen nuevas compañeras de cuarto, ya que Luna se había ido: Laura, una chica nueva becada, y Fernanda.

Marcos sigue siendo su novio, pero Luján se vuelve posesiva y celosa y comienza a sofocarlo. Además Fernanda, que comienza a tener interés en él, intentará separarlos.

Laura también se hace amiga de Marcos, por lo que también tendrá muchos problemas con ella al principio. También sentirá celos de Laura cuando se hace amiga de Marizza, también. Sin embargo, y aunque le cueste mucho, se vuelven amigos.

Debido a la falta de espacio y los celos, Marcos corta a Luján, dejándola desconsolada. Blas se dio cuenta y sintiendo compasión por ella, intenta distraerla haciéndole escribir un cuento. Sin embargo, la relación con Blas sigue siendo mala y él le hace entender que Marcos la dejo por Fernanda. Más tarde, vuelve a escuchar lo mismo por parte de Mía (que los vio y se lo contó a Marizza.) y enfrenta a Marcos durante la noche. Él le confiesa que se había besado con Fernanda una vez mientras seguían juntos. Luján le dice a Blas que estaba en el cuarto de los varones para tener relaciones con Marcos pero él la había rechazado, lo que provocaría una expulsión inmediata para Luján. Sorpresivamente, Blas no le cuenta lo ocurrido a Dunoff, ayudando nuevamente a Luján.

Blas se da cuenta de que Luján estaba pasando por una depresión debido a la ruptura con Marcos, alejándose de Marizza y haciendo que sus notas bajen considerablemente, teniendo todas las materias bajas en el boletín. Aunque parece preocuparse por ella, siguen las discusiones. Marcos se siente culpable y también intenta ayudarla, pero ella lo rechaza. Para distraerse, Marizza le propone volver a investigar a Blas.

Luján comienza a conectar con Silvia, la mamá de Marcos, quien se encontraba internada en un hospital psiquiátrico. Para cubrirse, le dice a Marizza que conoció a un chico nuevo y contrata a un chico de la calle. El Mono también la ayuda con las investigaciones de Blas. Fernanda manipula a Marcos y la pone en contra de Luján y cuando se entera de que visitaba a su madre sin su autorización y comienza a notar que su mamá prefería a Luján antes que a su hijo, tienen una fuerte discusión.

Apoya a Marizza cuando esta se entera que es hija de Andrade y también intenta ayudar a Marcos cuando Silvia cae en coma, pero él la rechaza, la trata mal y le pide que lo deje en paz. A pesar de que ella seguía sintiendo algo por él, accede y le pide a Laura que se acerque a él para saber cómo estaba.

Cuando El Mono deja la ciudad misteriosamente luego de descubrir algo sobre Blas, Luján retoma las investigaciones, descubriendo que Blas es hijo de Ricardo Fara y que tuvo un pasado similar al de ella. También comienza a sospechar que Fara conocía a su tutor.

En Bariloche, Luján queda sola, ya que Marizza estaba de gira con Erreway y escucha una charla de Marcos con Laura, en la que él decía que nunca la quiso de verdad, simplemente se ayudaron en los momentos difíciles y solo la consideraba su hermana, descubriendo que Marcos y Laura estaban de novios en secreto. Nuevamente lastimada, le pide a Martín un pasaje para volver a Buenos Aires, pero lee una carta de Marizza que la hace reconsiderar. Se hace amiga de Felicitas y también conoce a Pedro, un hacker que se interesa en ella. Luján lo rechaza porque no estaba preparada para estar con nadie más, y aunque Pedro lo entiende, antes de Irse le pide que no se olvide del amor.

Cuando vuelven a Buenos Aires, la relación de Marcos y Laura ya no es más secreta y Luján acepta el noviazgo escondiendo sus verdaderos sentimientos y los aconseja a los dos para que sigan adelante con su relación. Luján y Marcos quedan como amigos y comienzan a verse y ayudarse más seguido, lo que despierta los celos de Laura por su amiga. Finalmente, Luján se entera de que Marcos solamente se acercaba a ella por lástima y aunque sigue siendo amiga de Laura y ayudándola con la relación, no vuelve a hablar con Marcos.

Luján se entera de que su tutor era Blas y este la suspende en medio de la noche para que no dijera nada. Hilda la encuentra y la lleva a casa de Sonia Rey para que pueda pasar las noches. Sonia llama a Marizza y Luján le cuenta lo que se había enterado: Cuando era chica le había salvado la vida a Ricardo Fara y antes de morir, él le había pedido a su hijo, Blas, que se hiciera cargo de Luján. Cuando se enfrenta a Blas, descubre que todo el odio que sentía él hacia ella era producto de los celos, ya que su padre la prefería a Luján. También se entera de que Blas había entrado al colegio para hacerle la vida imposible. Blas llevó a Luján a su casa y la obligó a leer todas las cartas que su padre le había enviado a Blas desde la cárcel, para mostrarle como había arruinado su vida. Blas la retiene y la obliga a leer además, la verdadera información sobre la madre de Luján, una mujer que tenía todos los medios para cuidarla, pero la abandonó porque no la quería.

Cuando Javier parece interesado por Marizza, es la primera en descubrir que Javier le mentía sobre la válvula que decía tener. Sin embargo decide apoyar la relación de Marizza y Javier, porque no quería que su amiga vuelva a sufrir por Pabo.

Para vengarse de Blas, Luján lo expone con una biografía falsa y decide no aceptarlo como su tutor, pero Blas la obliga a investigar a su madre. Luján le miente y le da la biografía de la mamá de Lola, que supuestamente estaba muerta. Blas la envía en un viaje, sacándola de Buenos Aires y alejándola de sus amigos y prohibiéndole en contacto. Mientras Marizza, Laura y Marcos intentan dar con el paradero de Luján, descubren que Blas la había llevado a Mendoza para conocer a su verdadera madre. Luján se comunica con Marizza enviándole mails en código, explicándole que Blas la había dejado en un hotel custodiada para que no se escape. Marcos decide amenazar a Blas con exponer su identidad frente a las autoridades si no hablaba con Luján. Blas discute con él, argumentando que después de la manera en la que él trató a Luján, no tenía derecho a hacerse el héroe, pero al final accede y le da un número de teléfono.

En Mendoza, Luján conoce a Mary, que en realidad resulta ser la madre de Lola. Se entera que las verdaderas intenciones de Blas, en realidad era dejarla con su supuesta madre para siempre, así que logra escaparse de los matones de Blas para volver a Buenos Aires. Allí se encuentra con Blas y le miente diciéndole que su madre la había rechazado y que había vuelto porque ahí es donde pertenecía. También amenaza a Blas diciéndole que si volvía hacerle algo así, ella lo denunciaría.

De vuelta en Buenos Aires, se entera de que Marizza había vuelto con Pablo y también que Marcos y Laura habían terminado porque él seguía enamorado de Luján.

Luján habla con Marcos, quién le confiesa sus verdaderos sentimientos y le pide otra oportunidad a pesar de todo el daño que le había causado, sin embargo, ella lo rechaza, ya que no quería volver a sufrir. Esto le provoca una discusión con Marizza, ya que tampoco estaba de acuerdo con su relación con Pablo.

Cuando Blas se entera de que en realidad Luján había mentido con la biografía de su madre, enloquece y la agrede físicamente, Luján termina descubriendo que Blas había estado internado en un psiquiátrico debido a un trauma. En su casa, Blas se quiebra en frente de Luján y le explica que en el orfanato en el que él estaba, había sido abusado sexualmente y que a nadie le había importado. Blas le pide a Luján que lo deje solo y más tarde renuncia al colegio y decide huir. Marcos se entera y se lo cuenta a Luján. Acompañados de la policía, persiguen a Blas, quien tiene un accidente que lo deja en coma, con muerte cerebral.

Luján queda nuevamente afectada, y Javier se aprovecha de la situación para manipularla y vengarse de Marizza. Javier pone a Luján en contra de Marizza, haciéndole creer que la había dejado sola cuando la necesitaba. También la pone en contra de Marcos, quien intenta captar la atención de Luján sin éxito. Cuando Luján se acerca a Javier, y debido a la situación, el rencor hacia Marcos crece y comienza a tratarlo de la misma manera que Marcos la trató cuando ella se quiso acercar a él para ayudarlo con la situación de su madre reprochándole la manera en la que él la había tratado

Miranda se da cuenta del comportamiento de Luján, quién hizo que Marcos se hiciera pasar por su tutor en una conversación telefónica con él, se escapaba del colegio, se aislaba de sus compañeros y desobedecía órdenes. Un día la sigue y la encuentra acompañando a Blas moribundo, que tenía muerte cerebral. Marcos le explica a Miranda que Blas era su tutor y que la maltrataba y Miranda entiende que Luján se encontraba afectada psicológicamente debido a que se sentía culpable por todo lo que había pasado con Blas.

Cuando Blas muere, Miranda se hace cargo de la situación y Luján se acerca a sus compañeras, contando toda la verdad y lo que había ocurrido. Marcos consigue comunicarse con Marizza (Javier había cortado toda la comunicación para que Luján no pudiera hablarle) y le explica todo lo que había pasado y convence a los demás de volver a Buenos Aires. Sin embargo, ya era tarde. Luján había comenzado una relación con Javier, y solamente hablaba con él, tratando mal a Marcos, Marizza y Pablo. Marizza, lastimada, decide mostrarle a Luján que Javier solamente estaba usándola como venganza, haciendo que terminen, pero Luján dio su amistad como terminada y las discusiones con Marizza se hicieron tan frecuentes, que terminó abandonando el cuarto y durmiendo en el sótano del colegio.

El juzgado de menores debe llevarse a Luján, ya que como Blas había muerto, ella estaba nuevamente sola. Michi le cuenta a Marcos y junto con Marizza la esconden en la casa de Franco y Sonia. Cuando Sonia se entera, decide hacer lo corrcto y llevar a Luján al juzgado. En el juzgado, Luján conoce a Sara, su madre sustituta y decide irse con ella para que Sonia no tenga problemas, lo cual deja muy mal a Marizza y a Marcos.

Luján comienza a vivir con Sara, una mujer que se ocupa de ayudar y contener a chicos sin familias y quiere abrir un orfanato. Con Sara viven dos chiquitos más y Mauro, un chico que estuvo a cargo de Sara y decidió quedarse con ella luego de cumplir la mayoría de edad.

Al principio Mauro trata mal a Luján, ya que siente celos de ella, pero cuando comienza a conocerla, intenta ayudarla a rehacer su vida. Luján había decidido que esta era su oportunidad para comenzar desde cero, dejando a sus amigos atrás. Él le cuenta a Luján sobre su pasado y ella le cuenta sus historias en el Elite Way, también le cuenta sobre Blas. Cuando Luján tiene que comenzar sus clases en otro colegio, falta y Mauro la sigue, así que decide ir a buscar a Marcos para que hable con ella.

Marcos y Marizza habían estado buscando a Luján sin ningún éxito, así que cuando hablan, Marcos le explica que Marizza y Pablo habían terminado y también le dice que tiene una carpeta con datos de Blas. Marcos le envía la carpeta a Luján, la cual tenía un número de un abogado.

Luján decide ir al Elite Way para estar con Marizza y acompañarla luego de romper con Pablo. Ella le confiesa que también había pensado que Pablo había cambiado. Marizza se da cuenta de que Luján estaba mejor y luego de una charla sincera, se reconcilian.

Gracias a la reconciliación con Marizza decide ir a ver al abogado de Blas junto a Mauro. Allí se encuentran con que Blas le había dejado una gran cantidad de dinero a Luján, la libertad de poder vivir con quien ella quisiera y una carta personal, que decide leer más tarde. Marizza va a visitar a Luján y le dice que Franco y Sonia planeaban adoptarla, por lo que Luján se va a vivir con ellos.

Mauro le reclama a Luján dejarlo solo, sin embargo, como Luján decidió darle la plata a Sara para que pueda abrir su orfanato, siguió visitándolos. Mauro le dice a Luján sus verdaderos sentimientos, y Luján los corresponde, pero le pide tiempo, ya que antes de estar con él, quería estar segura de que ya no sentía nada por Marcos. Cuando Marcos se entera que Luján estaba recomenzando su vida con Mauro, se da por vencido y, a pesar de que sigue enamorado de ella, entendió que ya no podría hacer más nada

Luján lee la carta de Blas junto con Marizza en la que Blas le confiesa que, a pesar de que comenzó odiándola, aprendió a quererla y se encariñó muy rápido con ella y que más allá de todo, siempre la quiso como a la hermana que nunca tuvo.

En el acto de fin de año, Marcos y Mauro se encuentran en el colegio y Marizza le dice a Luján que debía mirarlos y sentir a quién amaba. Mauro se da cuenta de que estaba de más y se va, quedando como amigo de Luján, sin embargo ella lo sigue luego de que Marcos le dijera que entendía como eran las cosas, dejando a Marcos frustrado. Más tarde, vuelve con Marcos y le dice que a pesar de que intenta olvidarlo, no podía, y terminan reconciliándose con Marcos.

Al final de la novela, Luján se va de viaje con su familia adoptiva, conformada por Sonia, Franco, Hilda, Mía y Marizza

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar