FANDOM


Sonia Rey es un personaje de la novela Rebelde Way. Fue interpretado por Catherine Fulop

y apareció en las dos temporadas de la novela.

Sonia es la madre de Marizza y una de las principales vedettes del país y actúa como una diva. Es extravagante, divertida y exagerada. Siempre está arreglada y no suele decir su edad.

Adora a su hija más que a nada y es capar de dejar todo por ella. Marizza está antes que cualquier cosa, incluso su trabajo y es capaz de suspender toda su agenda por ella. También tiene un gran lazo con Mía, de quién se vuelve gran amiga.

Antes De La Novela Editar

Cuando Sonia tenía 17 años, había conocido a Marcel Dunoff, quien era mayor que ella y se enamoró. Comenzaron un amorío a escondidas, sin embargo, Marcel ya estaba casado con Claudia y no estaba dispuesto a abandonar a su esposa por Sonia. Cuando Claudia quedó embarazada, Sonia decidió alejarse.

Desilusionada y con el corazón roto, y sumando la mala relación que tenía con sus padres, que nunca la apoyaron, Sonia, en medio de una depresión, opta por quitarse la vida. A lo alto del barranco conoce a un joven Martín Andrade que estaba en el mismo lugar para esparcir las cenizas de su abuelo. Él habla con Sonia y, luego de pasar la noche juntos y hacer el amor, Sonia cambia de opinión y, antes de que él despertara, abandona el lugar.

Luego de esta experiencia, Sonia decide irse a vivir a Italia en donde conoce a Fabrizio Spirito, con quien se casa al quedar embarazada. La relación no terminó bien y años después, volvió a Argentina junto con su hija Marizza.

Sonia siempre fue independiente y por eso, luego de separarse de su esposo comenzó a buscar trabajo para que a Marizza nunca le faltara nada. Junto con su amiga, Michi, trabajaban día y noche. De día trabajaban como mucamas en un hotel mientras que, de noche, Sonia actuaba en el teatro, haciendo lo que más le gustaba.

Cuando logró alcanzar una gran fama, debió llevar a Marizza constantemente de giras, sin darle un hogar propio ni un colegio fijo.

Primera Temporada Editar

En la primera temporada, Sonia era una reconocida vedette. Pasa la mayor parte del tiempo en su camerino en el teatro junto con su asistente Pepa.

En el Elite Way, Sonia se reencuentra con un viejo amor, Marcel Dunoff, quien resulta ser el director del colegio. A pesar de todo lo que habría ocurrido en el pasado, Sonia le confiesa a Dunoff que no le guarda ningún rencor y que era tan solo un bello recuerdo. Ella sabe como manejar a Dunoff y más de una vez, ha logrado conseguir lo que quería de él para su hija.

Durante una visita en el Vacance Club, en donde se encontraba Marizza, conoció a Franco Colucci. A partir de ahí comienzan a relacionarse y a encontrarse de mil maneras. Rapidamente, se llevan mal y parecen sentir desprecio uno por el otro, sin poder pasar un minuto sin discutir.

A pesar de los desencuentros con Colucci, Sonia comenzó a sentir un gran afecto hacia Mía, ya que era una chica muy dulce e inocente que le recuerda a ella en el pasado. El problema es que Mía es la gran enemiga de Marizza y todo eso, hace que entre ellas dos, haya más rivalidad.

Sonia ayudó a Mía, sobre todo, a averiguar sobre el verdadero destino de la mamá de Mía, a quien creía fallecida. Gracias a Sonia, descubre que su madre murió en un accidente luego de abandonarla. También ayudó a Mía a defenderse de su futura madrastra, Mercedes Leguizamón, cuyo plan era enviar a Mía a un colegio pupilo en el otro lado del mundo para quedarse con Franco.

Comienza a salir con Luca Colucci, tio de Mía y hermano de Franco, lo que va a producir más discusiones entre ellos dos. Sin embargo, Luca decide ir a vivir a Italia para ocuparse de la empresa allí.

A pesar de llevarse muy mal, Franco y Sonia muchas veces tratan de hacer las pases. Los dos son padres solteros acostumbrados a críar solos a sus hijas. Por eso, cuando se trata de ellas, tratan de dejar de lado sus diferencias para ayudarse. Franco ayudó a Sonia cuando Fabrizio, el padre de Marizza, decidió llevarla a Italia durante un mes. También le confió a Sonia la verdad sobre Marina, la madre de Mía, quien en realidad no falleció, sino que abandonó a Mía cuando aun no tenía un año.

Sonia es muy cercana a todos los chicos y los ayuda siempre que puede en todo. Fue la primera en enterarse sobre Erreway y se considera la madrina de la banda, ayudándolos siempre y apoyándolos en cada paso que den.

Segunda Temporada. Editar

Sonia hace amistad con Hilda, la profesora de historia del EWS y la invita a vivir a su casa al mismo tiempo que comienza a salir con Andrés Vasquez, un viejo amigo de Franco que, luego de abusar de su confianza se queda sin casa y también vive con Sonia, convirtiéndose en su representante.

Hilda se convierte muy pronto en una madre adoptiva para ella, además de una abuela para Marizza. Durante el transcurso de la temporada, ella aconseja a Sonia como a su madre y le brinda el apoyo y el cariño que Sonia no había tenido antes.

Sonia también comienza a participar como docente en el Elite Way, primero dando clases de modelaje a las chicas, bajo la fachada de dar un curso sobre femeneidad, en donde aprenderían a cocinar. Más tarde, fue la entrenadora de las porristas, compartiendo su puesto con María Jesus, una ex novia de Andrés.

Luego de terminar con Andrés, Sonia descubre que Octavio Andrade, el nuevo profesor de arte del colegio, es en realidad Martín, un hombre que conoció durante una época difícil de su juventud, quien resulta ser el verdadero padre de Marizza. Conmocionada, acude a Franco y comienzan a relacionarse mejor, a hablar y a frecuentarse cada vez más seguido hasta darse cuenta de que, a pesar de su postura rígida y sus modales estrictos, se había enamorado de él. 

Franco también se da cuenta de que amaba a Sonia y rápidamente comienzan una relación en secreto, de la que solamente sabía Hilda, quien los apoyaba. Esto era a causa de sus hijas, si bien Mía adoraba a Sonia, nunca aceptaría que su padre tuviera una relación con alguien del espetáculo y quería a Sonia como una amiga más. En cuanto a Marizza, esta no solo que no soportaba a Franco, sino que también debía enterarse que su padre en realidad era otra persona.

Sonia renuncia a su puesto como profesora cuando Marizza se entera de que su padre no es Fabrizio, sino que es Martín. Luego de esto, toda la culpa recae en Sonia. Marizza le recrimina haberse acostado con la primer persona que encontró. También la insultó y la ignoró hasta que finalmente, decide irse a vivir con su padre porque ya no soportaba las mentiras de Sonia. Para este momento, Mía descubre que es Sonia la persona que sale con su padre, por lo que, no solo aumenta el rechazo de Marizza, sino que además también pierde la amistad de Mía. Sonia queda sola, contando con el apoyo de Hilda, de Franco y también de Michi, quienes intentaban recomponer la relación de Sonia con Marizza.

Fue hasta que Sonia da una charla sobre sexualidad en el colegio a pedido de Marizza, que esta decidió hacer las pases con su madre. Sin embargo, Marizza formó una alianza con Mía para separar a sus padres y hacer que Sonia comience una relación con Martín. Si bien esto falla, Franco y Sonia terminan su relación en malos términos debido a los malentendidos que provocaron Mía y Marizza.

Sonia, junto con Martín, fueron víctimas de Sergio Bustamante, que luego de enterarse de que Pablo y Marizza salían juntos, comenzó a sabotearlos. Primero despidió a Martín de su trabajo, luego intentó expulsar a Marizza del colegio y mas tarde publicó una biografía no autorizada. Por lo que tuvieron que viajar juntos hasta calmar las cosas. 

Sonia se reconcilia con Franco y se van a vivir juntos en contra de sus hijas, comprometiéndose. Cuando Sergio atacó a Franco cerrando su fábrica textil, ella tuvo que tomar la decisión de volver al escenario para generar ingresos para toda su familia, ya que Sonia se había retirado cuando comenzó a salir con Franco. También cumple un papel importante en la aparición de Marina Cáceres, fue Sonia quién contrató a un detective privado para encontrarla y también quién intentó convencerla para reencontrarse con Mía. A partir de aquí, Mía termina aceptando a Sonia como la pareja de Franco. 

Cuando Mía se entera de la verdad sobre su madre, Sonia intenta que se reconcilie con Franco, además le brinda apoyo y la acompaña al reencuentro con su madre, comenzando a sentir celos hacia Marina y miedo de que vuelva y le quite a Franco. 

Comenzando los preparativos para su regreso al escenario, forma parte del grupo que decide defender al colegio en contra de Sergio, junto con Miranda, Dunoff y el resto de los chicos. También se mantuvo en el hospital apoyando a Manuel con su recuperación. Además, junto a Franco, deciden adoptar a Luján, convirtiéndose en sus tutores legales. 

Finalmente, Franco, luego de hablar con Marizza, y más tarde, con Hilda, irrumpe en el teatro en donde Sonia se presentaba y le propone matrimonio, explicándole que Marina había firmado los papeles del divorcio, comprometiéndose así formalmente. Al final de la novela, Franco y Sonia deciden posponer su luna de miel para viajar junto con su nueva familia, formada por Mía, Marizza, Luján e Hilda. 

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar